El regreso de Las Grutas

Entre los años 1968 y 1974, en la ladera rocosa de Punta Ballena, Las Grutas Club ofreció sus servicios a un puñado de afortunados turistas. Allí se podía gozar de un Martini bajo el sol sentado al borde de una piscina natural, o bien danzar por la noche al ritmo de los hits porteños en la pintoresca caverna artificial.

El joven Arquitecto Samuel Flores Flores, recientemente egresado y casi sin metraje a su nombre, emprende un proyecto que habría de otorgarle renombre internacional. En búsqueda del confort y la novedad, Flores halla oro cual alquimista en tres unidades topográficas vírgenes, y por ende inútiles a los ojos de la cultura material. Del cañón rocoso una fantástica alberca, de la ensenada un puerto de yates, y de la gruta una delirante boite.

Pero la visión de Flores iba más allá: el arquitecto pretendía generar una  microbahia destinada a albergar embarcaciones de pequeño y mediano porte, como nuevo emisor de confort alineado con el circuito Punta del Este-Gorriti-Portezuelo, que era parte de la denominada "Teoría de los Polos", un plan que habría de activar desde el turismo marítimo no solo la bahía de Maldonado sino  la totalidad de la línea costera uruguaya.

Relegado el sitio al olvido por el gobierno militar, fue tomado luego por intrusos, por habitantes de paso y gentes de mal vivir, que lo trasformaron en un verdadero basural. El escenario arquitectónico de la piscina estaba destruido y todos sus muros y paredes cubiertos de leyendas del mas bajo tono. Al estado ruinoso de la obra se le añadió un limbo legal que evitó por varios años todo intento de recuperación. (*)

Sin embrago, al cumplirse 50 años del comienzo de esta hazaña arquitectónica y turística, reconocida y galardonada en el ámbito internacional de la arquitectura (Bienal de Venecia 2014), la llama parece aun estar encendida.

Un merecido reconocimiento por parte del Gobierno Local a nuestro ilustre Arq. Flores Flores despierta a la Comunidad del letargo y la anima a promover la recuperación y puesta en valor de Las Grutas. Un "regreso" anhelado por vecinos y asiduos visitantes de nuestra ciudad, que valoran la cultura y la identidad local, y entienden al turismo como una herramienta estratégica para el desarrollo.

El enorme potencial turístico de nuestro litoral nos plantea nuevos retos y desafíos en un mundo cada vez más competitivo. Es tal vez la recuperación de Las Grutas, como hito emblemático de nuestra costa, la que nos permita avanzar hacia un modelo de gestión vanguardista del turismo, basado en la conservación del patrimonio natural y cultural, y la generación de nuevas oportunidades de desarrollo a través del turismo náutico.

En este escenario renovado y alentador la Unión Vecinal de Punta Ballena y Lagunas del Sauce y del Diario hace un llamado a todas las fuerzas vivas de la Comunidad a sumarse a esta iniciativa, con el fin de aunar esfuerzos y voluntades para devolver  a Las Grutas su esplendor, e impulsar a partir de ella un nuevo proyecto de desarrollo turístico y sostenible para nuestro litoral.

(*) Nota: las referencias de la obra fueron extraidas de la publicación "GRUTA Y PSICODELIA". LIBRO LA ALDEA FELIZ. BIENAL DE ARQUITECTURA, VENECIA 2014

http://arquitectofloresflores.blogspot.com/2014/12/grutas-y-psicodelia-libro-laaldea.html