¿Que nos dejó el temporal?

      ¿Que nos dejó el temporal?

Los vecinos de Maldonado no recuerdan en muchos años un temporal con efectos tan devastadores sobre las infraestructuras y el ambiente como el que se desató sobre la costa el pasado 27 de octubre. Según la directora de Medio Ambiente de la Intendencia de Maldonado, Betty Molina, el daño que sufrió el cordón dunoso y la zona de playa es "tremendo".  De acuerdo a los cálculos realizados el mar se llevo unos dos millones y medio de metros cúbicos de arena, el equivalente a 250.000 camiones cargados. La arena perdida es parte de los "pasivos naturales" de los temporales, indicó Molina. Si se trata de medir el daño en costos, dice que podría costar más de siete millones de dólares dragar arena del fondo del mar para rellenar lo perdido. Esta es una de las alternativas que usan en lugares como Cancún, cuando el agua le roba protagonismo a la arena, base sólida del modelo de turismo de "sol y playa".

La mejor forma de evitar estos impactos es conservar las dunas, pero el conocimiento científico sobre su función como barrera en la costa que evita el avance del mar llegó tarde, cuando las intervenciones que afectan la costa ya estaban hechas. Las estructuras duras, como los muros de las ramblas no sirven para detener el avance del agua. En vez de disipar la energía de la ola la hacen rebotar, y el daño se concentra en los muros hasta socavarlos.

Recuperar los médanos y la arena de forma natural llevará años, indicó la funcionaria, y por ello presentó un proyecto ante la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) para instalar "geotubos". Se trata de tubos blandos hechos con un material que se puede rellenar y cubrir de arena. Si se colocan debajo del agua, pueden frenar la intensidad de las olas, y sobre la arena ayudan a crear dunas que mitiguen el golpe.

La frecuencia de los temporales es lo que agrava el daño. "Antes había tiempo para que los sistemas se recompusieran, ahora la recomposición natural no puede ser tan rápida y se generan efectos acumulativos".

 Fuente: www.elpais.com